lundi 13 décembre 2010

La dieta de la manzana se fue disolviendo hasta convertise en una dieta distinta, indefinible. Tengo tendencia a que estas cosas me pasen. Mañana veo como la arreglo, no hubo atracones en tres (dos, el día todavía no terminó) días... ¿Vendrá el grande? Si, en Navidad; entonces: a mantener lo que logré.
Nada de balanzas por ahora, más adelante me pesaré.

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire